Encuadernador artesanal, un trabajo de portada.

Siempre que voy a una librería, papelería o biblioteca, me encanta observar los libros y recorrer varias estanterías para ver cual puede ser el siguiente.

Tengo un gusto un poco especial en cuanto a literatura y a casi todo el mundo le sorprende que mi libro favorito sea Frankenstein o el moderno prometeo de Mary Shelley (a casi todo el mundo que no lo haya leído claro…). Quizás sea que hay algo en él que hace analizar la sociedad, de lo mucho que nos preocupamos por una buena apariencia, una buena imagen o que nos cuestionemos los cánones de belleza impuestos. Recordemos que el Monstruo del doctor Frankenstein era todo bondad, una criatura indefensa que se ve corrompida por su aspecto ante la gente y ante su propio creador.

Con los libros pasa algo parecido, su contenido puede ser maravilloso, pero si observamos que la cubierta es vieja, fea o está dañada seguramente pasaremos al siguiente. Obviamente no es justo juzgar a un libro por su portada, pero hoy en día vivimos en un mundo idealizado y todo nos entra por los ojos…

En Encuadernación El Rejón son conscientes de la importancia de mimar y cuidar las cubiertas de las obras. Este bello lugar situado en Madrid fue creado hace doce años por dos socios, Ernesto Alfaro y Pablo Caivano.  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Realmente sus comienzos fueron duros, comenzaron en una pequeña tienda del centro sin muchas expectativas, pero la suerte estaría de su lado en todo momento, fueron adquiriendo fama hasta tal punto de tener que buscar nuevos locales

Ahora también venden material a los estudiantes y profesionales del sector, tienen una gran variedad de artículos y productos a disposición de su clientela… siguen encuadernando en su taller… y han abierto una escuela de encuadernación artesanal.

Pablo Caivano, nos recibió amablemente en el taller y nos contó su historia. Para nuestra sorpresa antes de dedicarse a la artesanía, residía en Argentina (su país de origen) y trabajaba en el mundo audiovisual haciendo pequeños documentales.

Fue una de sus obras la que le llevó a concursar en un festival de España y aunque ganó el premio… intentó abrirse camino en el país Europeo sin éxito, ya que por aquel entonces España atravesaba una gran crisis en el sector audiovisual. Así que decidió abrirse un nuevo camino junto a su socio.

Pablo nos dice que aunque no lo parezca el audiovisual y la encuadernación tienen mucho que ver, ya que ambos mundos parten de la creatividad. Pese a no ser lo primero que pensó hacer en su vida, encuadernar se ha convertido en su máxima inspiración y en algo que le hace realmente feliz.

En cuanto a las expectativas de negocio,  queda un arduo camino por hacer ya que el papel tal y como lo conocemos tiende a desaparecer, y cada vez hay menos bibliófilos, “aunque en esta vida es renovarse o morir, también es necesario reciclar, con el papel se talan muchos árboles”  dice entre risas.

No sabemos si la encuadernación artesanal tal y como la conocemos aguantará muchos años, pero si le deseamos a Pablo y a Ernesto que sigan con ese espíritu tan vivo y sobre todo que cumplan el objetivo de la recuperación de los métodos tradicionales de la encuadernación.  

¡Nos vemos la semana que viene!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: